domingo, 7 de octubre de 2007

Una copa con...Ismael Serrano

Dicen que Aristóteles afirmaba que la esperanza es el sueño de los hombres despiertos. La música nos mantiene despiertos, atentos a la realidad que nos rodea. Nos hace conocedores de unas pocas certezas: la de sabernos acompañados en nuestras búsquedas, preguntas, amores y desamores, la de saber posible ese mundo mejor que asoma tras la cancela que Casandra vislumbra en sus sueños. Estas canciones me enseñaron a tener fe en Casandra, a entender que no está perdido aquello que no fue, a buscar la esperanza en el sueño de un niño indígena. Supe por ellas que las aves migratorias siempre encuentran el camino de regreso, que la excusa más cobarde es culpar al destino, que el ruido se callará y te oiré hablar en sueños y que este pequeño milagro, todo lo que fuimos y seremos, estará a salvo porque alguna vez cantaste conmigo - Ismael Serrano.
Entrevista: David Grau
Fotos: Olga Celma.


David Grau. Hola, ¿qué tal, Ismael? Me gustaría hablar de tu nuevo trabajo Sueños de un hombre despierto. Mi opinión personal es que veo una cierta madurez musical sin perder la esencia de tus inicios ¿Crees que existe esa madurez en este disco?

Ismael Serrano. Yo creo que en cada disco uno trata de poner todo lo que ha aprendido, o sea, que inevitablemente si aprender supone madurar, sí, supongo que cada disco esta impregnado de cada vez mas madurez. Lo que he aprendido en todos los aspectos, en lo musical, en lo personal, porque uno va depurando el lenguaje, va incluyendo nuevos ritmos, nuevos sonidos, tratando de ampliar la paleta de colores. Sin, como bien dices, perder la esencia de lo que para mí es la canción de autor, apostar por la música, los contenidos a la realidad sin dejar de lado esas ideas o esos ideales, que a uno le llevan a agarrar la guitarra y empezar a componer osea sí, sí me gustaría pensar que algo he aprendido. Yo creo que toda carrera es una búsqueda a una voz propia que te distingue, que te identifica, no se sabe muy bien cuando has llegado a la meta. Creo que nunca se sabe, pero sí, es un viaje donde uno esta buscando un lugar donde sentirse cómodo, donde uno se va buscando a sí mismo.

DG.Este trabajo ya se ha posicionado número uno en ventas. Tú te esperabas la reacción del público tan inmediata?
IS.No, una de las cosas que uno afronta con mas incertidumbre es precisamente la respuesta de la gente osea lo que mas te acojona y mas te llena de nervios cuando preparas un nuevo trabajo es no saber si vas a estar a la altura de las exigencias de la gente que sobre todo te ha acompañado en anteriores trabajos. Porque cuando uno hace un disco no piensa en complacer a la gente, no piensa en lo que quiere escuchar la gente sino que responde a los dictados de tu alma, de tus inquietudes. Uno tiene la esperanza de que cuando lo saque, la gente esté ahí para recibir ese trabajo, pero uno nunca sabe cómo lo va a recibir. Porque, sobre todo cuando compones, porque componer es un proceso muy íntimo, trabajar en la producción también, hay ahí una tensión creativa donde estás buscando algo que responda a ambiciones muy personales, a inquietudes muy personales, no responde a hacer concesiones a lo que la gente quiere escuchar. Entonces cuando te dan noticias de ésas te llenan de satisfacción y de agradecimiento, sin duda. No voy a decir que estar en el número uno no me importa, porque es mentira, porque no te importa hasta que estas ahí y de repente cuando te ves ahí te sientes muy ilusionado y muy, muy , muy agradecido a la gente que ha hecho posible que eso sea así.

DG. Personalmente, el título del disco me ha encantado. ¿Qué te lleva a decidirte por este titulo? "Sueños de un hombre despierto"
IS .Mira, a mí me gusta mucho una cosa que se está perdiendo en la música en general que es el concepto de disco. Se está perdiendo esa carga conceptual que tiene un disco en tanto en cuanto define un momento creativo, un momento artístico muy personal del que firma las canciones. Ahora internet lo que impone es el consumo de canciones de forma individual y a mí me gusta pensar en el disco como concepto. Por eso, buscar un arte que resuma un poco el espíritu, buscar un título que defina una idea en común, que de forma inconsciente tú has dejado en las canciones. Por eso yo busco el título después de terminar el disco. Al escuchar las canciones. Se trata de encontrar una idea que subyace en las canciones pero que tú, a priori, no buscabas pero que encuentras finalmente, por que sí define un momento vital, un momento en tu historia personal. Y de repente aparece. Y a mí me pareció encontrar que, aún cuando retrataba una realidad dura, aún cuando las canciones retrataban la realidad con gran crudeza, siempre trataba de abrir una ventana a la esperanza, siempre había el empeño en reafirmarme en la idea de que lo mejor está por ocurrir, de que ese otro mundo posible del que mucha gente habla, no solamente es posible sino inevitable. El propio instinto de conservación de la especie nos tiene que acercar, sin duda, a ese mundo mejor con el que todos soñamos. Creo que esa idea aparecía de forma recurrente en gran parte de las canciones. Luego, hace poco, alguien me dijo que la palabra sueño era muy repetida en las canciones, entonces por eso puse "Sueños de un hombre despierto" porque hacia referencia a la necesidad de estar despierto, atento a la realidad y en ese estado de vigilia ser capaz de soñar. Pero no ese sueño como un espejismo lejano, como esa ilusión que nos mantiene embelesados mirando un futuro incierto, sino al sueño como certeza de que podemos agarrar las riendas de nuestro destino para perseguir ese futuro mejor, ese mundo mejor.

DG. He visto que hay una colaboración de Mercedes Sosa. ¿Cómo llegó a producirse? Es alguien importante para ti
IS.No suele sucederme que cuando estoy componiendo una canción piense en otra persona. Lo que sucede es que yo quería escribir una zamba, que además esa zamba hablara de la emigración, una canción de ida y vuelta, en cierto modo.(La zamba es un ritmo tradicional latinoamericano) y yo había escuchado muchas zambas de Zitarrosa y también alguna de Mercedes Sosa, cantadas por ella. Entonces, mientras se construían las armonías y las melodías aparecía la voz de Mercedes Sosa, en cierto modo y bueno, como digo, es una canción que trata de estrechar vínculos entre Latinoamérica y España y, bueno, se me ocurrió enviarle la canción con la esperanza de que le gustase y de que la cantase conmigo. La verdad es que fue muy emocionante porque me dijo que sí en cuanto tuvo la oportunidad de escucharla
DG. A mí me ha encantado.
IS. ¡¡Muchas gracias!! Bueno, yo creo que a quedado muy emocionante, sobre todo cuando ves cómo trabaja ella una canción, que se la mandas, la interioriza, la prepara. No es algo casual, no, no, la interioriza y adquiere todo un doble valor por que la hace suya.


DG. Ahora que vas a girar con este disco, ¿cómo se presenta esta gira y qué va a ver el publico?
IS.Bueno, pues quiero esa cercanía, esa calidez que he tratado de poner en el disco, llevarla al directo. De momento vamos a ser muy poquitos músicos. Somos cuatro músicos sólo encima del escenario. He querido reducir la banda, con respecto a giras anteriores. Lo he querido hacer todo muy teatral. Ahora estamos con los ensayos, tratando de buscar un sonido, un equilibrio entre los pocos músicos que somos que soporten los arreglos y que transmitan también esa cercanía, esa crudeza de la que te hablo.

DG. ¿Y cuál es tu criterio personal, el que te lleva a elegir a los músicos de estudio? Me parece que a veces no son los que te acompañan en tus giras. ¿Cuál es el hilo para elegir esa sonoridad ,en eso, un espectáculo directo, a un disco de estudio?
IS.En los estudios hay cuestiones que forman parte ya, de la tradición. Por ejemplo: Vicente Climent es un batería con el que llevo trabajando en todos mis discos. No siempre le he podido enrolar en mis giras, porque siempre anda trabajando de un lado para otro. Víctor Merlo es uno de los contrabajistas mas grandes de este país y casi siempre he trabajao con él. Con Fredy Marguar sigo trabajando, Javier Bergia participa en el disco y siempre a estado en mis giras. Es como mi hermano mayor. Jacob Surera participa en este disco. O sea, que a veces se da, por razones circunstanciales, que no puedes trabajar con un músico que está en el estudio, pero siempre me gusta casi siempre contar con los mismos en el estudio. Al menos son músicos que aparecen sobre todo en lo que son las bases: Javier Quílez, Víctor Merlo o Vicente Climent, aparecen siempre en mis discos

DG. O sea que es como rodearte de amigos, ¿no?
I.S. Sí, sobre todo porque nos conocemos, porque son gente que ya conocen mis intenciones en el estudio, o sea que somos gente que nos conocemos de anteriores trabajos, la forma de trabajar en el estudio. En el estudio hay una tensión creativa, un ejercicio de creatividad del que la gente no es muy consciente. Se cree que esto de grabar el disco es un protocolo por el que se pasa superficialmente y no, hay un trabajo, a pesar de que yo entro en el estudio con un trabajo muy premeditado, previamente hay mucho diálogo, mucho trabajo y reflexión, también se genera una tensión creativa muy interesante.

D.G. ¿Dónde te encuentras mas cómodo tocando, en grandes auditorios o en pequeñas salas como cuando empezaste, en Libertad 8 o Galileo. ¿Cuál es el sitio de Ismael Serrano?
IS.Creo que el reto es trasladar la complicidad que se genera en los pequeños lugares, el diálogo, que en los pequeños lugares es explícito y llevarlo a un gran auditorio aunque el diálogo en ese contexto sea tácito, no sea tan explícito. Porque yo casi todo lo que sé hacer lo aprendí en aquellos pequeños escenarios. Pero bueno, cada sitio tiene sus alicientes: en los pequeños sitios está esa complicidad de la que hablo pero, por otro lado, estar en un auditorio y ver a tanta gente sincronizada es súper emocionante también, es muy emocionante.

D.G. Ahora que se están viendo giras conjuntas como la de Serrat-Sabina o Fito-Calamaro, ¿hay algún músico con el que te gustaría compartir una gira?.
IS. No lo sé. La verdad es que a mí lo que me gustaría es acompañar a Serrat y Sabina, aunque sea para llevarles las guitarras o llevarles las maletas, (risas). Pero, de momento, hay mucha gente a la que admiro con la que he crecido: Quique Gonzalez, Pedro Guerra, son gente con las que comparto referencias, un lenguaje común. Aunque Quique, muchas veces, insiste en que no tenemos mucho que ver los unos con los otros, yo creo que sí. Creo que hay una afinidad, una sensibilidad que nos une. Bueno no lo sé, yo creo que como hijos de nuestra generación somos muy individualistas y nos falta ese intercambio a pesar de que nos una una gran amistad. Y nos une un respeto mutuo, tal vez por que estamos empezando y estamos en esa búsqueda, en buscar una voz propia. Somos muy celosos. Nos pasa como a Sabina. Sabina hasta hace muy poco era un bala perdida, que era totalmente independiente y ha encontrado en este momento juntarse con Serrat. Pero bueno, ¿quién sabe? Yo creo que es algo que se construye con el tiempo. Esas relaciones tienen que surgir de forma muy natural. Es lo mismo que en las colaboraciones en los discos. Yo no creo que funcionen con la lógica de las discográficas, yo creo son las colaboraciones que surgen lo hacen de forma natural. Cuando cantas con alguien tiene que ser algo que surja, una complicidad real y natural.

DG. ¿Cuáles han sido tus referentes musicales que te llevaron un día a ponerte a componer?
IS.Yo creo que empecé a tocar la guitarra y a componer canciones porque escuchaba en el tocadiscos de mi padre a Serrat, Silvio Rodríguez, Pablo Guerrero, Luis Eduardo Aute, Víctor Jara, toda esa generación. Más tarde ya incorporamos a todos esos cantautores a Joaquín Sabina. Los primeros conciertos a los que yo fuí fue a los de Joaquin Sabina. Creo que ellos marcaron una forma clara de entender el oficio. Primero han escrito la banda sonora, han escrito canciones que hemos sentido nuestras y luego son un ejemplo de coherencia, de honestidad, de forma de entender el oficio, de trayectoria, que han marcado un camino muy claro para todos.

DG. ¿Qué hace Ismael Serrano cuando no esta de gira o metido en un estudio?
IS.Pues estar con los míos, con mi familia, con mis amigos. Cuando puedo me escapo al campo, a una casa al pueblo de mi madre, que es un pueblo a 100 km de Madrid, en Toledo a echar la partida de mus, a ver correr a mi perro por los berrocales, leer en casa, reunirme con amigos, ir a algún concierto. Bueno, como hace cada hijo de vecino.

DG. Estar tranquilo, no?

IS. Sí, estar tranquilo. Para mí las vacaciones son eso: estar en casa y estar con mi familia.

DG. ¿Cuál ha sido el último disco que te has comprado o has escuchado?
IS.
El ultimo que he escuchao es el de Andrés Suárez, en el que participa también Tontxu. Te puedo decir los próximos discos que me voy a comprar: es el de Quique González, el de Jonhy Michel. Espero que la compañía me lo regale (risas). Sé que Pedro Guerra está preparando disco, que también espero como agua de mayo. También me tengo que comprar el del Bicho que no lo tengo aún. Me faltan unos cuantos, se me esta acumulando trabajo.

DG. ¿Cuál ha sido la ultima película que has visto en el cine?
IS. Pues ya ni me acuerdo. Ahora lo que me gusta es ver películas en casa tranquilo. Mira la última que ví es el Último rey de Escocia, que me gustó bastante. Bueno, cuando estuve en Argentina fuí más al teatro, porque algunos amigos tenían función, pero no fui al cine.

DG.Y, por último, ¿con quien te tomarias una copa?
IS. Con los compañeros de la facultad que hace que nos los veo la hostia de tiempo. Sé que quedaron para ir a la fiesta del PC y yo no pude ir por que tenia concierto en la Fnac. Y, si no, con Serrat o con Sabina. Con cualquiera de ellos.

¡¡PARTICIPA EN EL CONCURSO Y GANA EL NUEVO DISCO DE ISMAEL SERRANO FIRMADO POR ÉL!!

3 comentarios:

Romano dijo...

David

Muchas felicidades por la nota,vaya sorpresa,,,,
Me alegro un monton,los sigo acompañando desde Buenos Aires,,

Abrazos y saludos a la cofradia !!!

Marlon dijo...

Excelente entrevista. Gracias por compartirla.

Tecobuho dijo...

Que grata sorpresa esta entrevista.

Serrano dice que Sabina, Serrat, Aute son sus referentes, creo que con este más reciente trabajo de Ismael las puertas de ese Olimpo –en donde ya están los anteriormente citados- se empezaron a abrir, pronto la triada española de grandes cantautores, será cuarteto, sino al tiempo.

Saludos desde México.