lunes, 27 de octubre de 2008

Una copa con... Berto Romero

Tras las fiestas del Pilar de este año, se celebró en Zaragoza el "Ja, ja Festival" con un cartel de lujo, que incluía la actuación de Berto Romero, también conocido por el público televisivo como "el sobrino de Buenafuente".
Berto es genial. Tuve la oportunidad de charlar con él ese día y me pareció un crack.

Os dejo aquí nuestra copa para que le conozcáis un poco más.


Berto... ¡un placer!





Entrevista: Myriam Apúntate


Myriam: Bueno Berto, al fin contigo, me alegro mucho de conocerte. Me lo he pasado genial este verano viéndote en televisión, y tenía muchas ganas de poder conocerte y charlar contigo, te agradezco mucho que hayas preparado esta cita tan rápido.
Berto:
Normalmente digo que no a las entrevistas y tal porque estoy un poco cansado de ellas, siempre acaban preguntándome lo mismo. Pero leí el mail que me enviaste y me pareció algo muy interesante lo vuestro, y como no tenía nada programado durante la prueba de sonido…

Myriam: La verdad es que me ha sorprendido lo de quedar “durante la prueba de sonido”, no sabía que los monologuistas también hacíais este tipo de pruebas.
Berto:
Es que también canto. Mira, en el bolo hago monólogos, canto y además llevamos un guitarrista y proyectamos imágenes, por lo que hay que montar la proyección, preparar los diferentes tipos de luces… Es algo muy curioso, yo estoy muy contento con el espectáculo este la verdad.

Myriam: Creo que empezaste con todo esto de los monólogos, el teatro y tal sobre el ’98, aunque por aquel entonces todavía de forma un poco amateur. Es en el 2001 o 2002 cuando empieza a tomar forma este espectáculo que hoy vamos a ver, “La apoteosis necia”, y a volverse todo ya más profesional, ¿has podido vivir sólo de esto desde entonces?
Berto:
No, ¡qué va! Yo trabajaba en una oficina, ¿conoces la agencia Reuters?, bueno pues trabajábamos para esta gente.

Myriam: Entonces, ¿eres periodista?
Berto:
Soy semi-periodista. He trabajado como periodista, pero la verdad es que no tengo la carrera acabada, porque ya una cosa se empezó a comer a la otra.
Yo estaba en mi oficina las 8 horas, y luego, a lo mejor los viernes, hacíamos alguna actuación. Después nos salió una oportunidad en la radio, una colaboración muy pequeña, que a veces me tenía que escribir estando en la oficina. Jajaja, ¡si se hubiesen enterado me hubiesen crujido fuerte! Luego ya nos propusieron un programa de radio y pude dejar ese trabajo, pero fue todo gracias a la radio.

Myriam: Entonces hacías teatro, radio, y de la radio salió lo de la tele… ¿siempre has apostado por registros cómicos?
Berto:
Si, si.

Myriam: ¿Y no te ves en otro tipo de registro?
Berto:
No, ¿para qué? Si puedes, haces lo que te gusta, ¿no?, y en mi caso es así. Vamos a hacer un programa, ¿de qué? De humor. Vamos a hacer una obra, ¿de qué? De humor. No me ha salido nunca hacer otra cosa.

Myriam: ¿Qué le ocurre a una persona que trabaja como humorista, cuando conoce a nuevas personas?, ¿es inevitable que te miren continuamente, esperando a que les hagas reír?
Berto:
Claro, y luego se decepcionan muchísimo. La verdad es que muchas veces tengo la sensación de estar siempre a prueba, porque parece que cuando estoy hablando con alguien, tenga que ser súper ingenioso todo lo que diga, y al final es agotador.
A los cómicos además, nos sucede que, cuando no estamos trabajando, somos un pelín más serios de lo que seríamos si no nos dedicásemos a esto, porque claro, es como que esa faceta de tu vida la tienes ya tan bien cubierta y tan potenciada... Es como si tú eres… no sé… cirujano, y en fin de semana no te apetece operar a nadie… Bueno, quizás la comparación no es la mejor, pero me entiendes, ¿no?

Myriam: Jajaja, si, te entiendo. Yo lo he pensado alguna vez de los ginecólogos, y por favor que no se me enfade ningún ginecólogo, pero… si, por ejemplo, un albañil no quiere ni ver un solo ladrillo más al llegar a casa… ¿serán buenos amantes los ginecólogos?
Berto:
¡¡Jajaja!! Claro, yo cuando salgo con mis amigos a tomar algo, me gustaría reírme a mi de las cosas que dijesen ellos, no ser yo la fuente de las risas, porque eso ya es mi trabajo.





Myriam: ¿Y a ti qué te hace reír de forma espontánea?
Berto:
Pues supongo que lo que a todo el mundo. A veces me parto de risas con cosas, que si te las cuento es probable que a ti no te hagan nada de gracia. Y en cuanto a humoristas y tal, lo que me pasa es que, por deformación profesional, cuando veo el trabajo de un compañero, lo analizo más, me fijo en los trucos, en sus recursos, en la fórmula que utiliza… y eso a veces me separa un poco. Por eso te digo que me río más con cosas que no son propiamente humorísticas, incluso a veces me río de cómo han tratado una noticia en los informativos, una noticia que parecía seria y con la que yo me mondo.

Myriam: ¿Y que no te hace ni pizca de gracia?
Berto:
La gente que se toma muy en serio a sí misma, me pone un poco de mal rollo. Este tipo de gente que se toma muy en serio lo que hace, que no es capaz de verse a sí misma con un poco de ironía, que se lo toma todo demasiado en serio…

Myriam: ¿Ha habido alguien que se haya molestado alguna vez con alguna broma tuya?
Berto:
No, yo en eso he tenido mogollón de suerte. Nunca he percibido ninguna reacción contraria, nada tipo “ostias, pues eso me ha molestado”… Aunque tampoco hacemos un tipo de hum… Bueno si, a veces lanzamos alguna que otra patada, pero no, no se ha molestado nunca nadie.

Myriam: En el programa de Buenafuente, ¿te encargas sólo de tu sección, o colaboras en todos los apartados del programa?
Berto:
Soy guionista del programa en general, pero la verdad es que el guionizar mi sección ya es lo que más trabajo me da y a veces sólo puedo hacer eso.

Myriam: ¿Conocías ya a Buenafuente antes de trabajar en su programa, te gustaba su trabajo?
Berto:
No lo conocía personalmente, y la verdad es que en televisión tampoco le había visto mucho, pero me enganchó muchísimo cuando hacía radio en Cataluña con El Terrat. Tenía un programa de radio que era fabuloso, te hablo del año ’95 o por ahí. Era un programa espectacular que nos tenía enganchadísimos a la radio.

Myriam: Y quién disfruta más ahora en el programa… ¿vosotros haciéndolo, el público, Joan Eloy, que se parte cada dos por tres…?
Berto:
Jajaja. La verdad es que nosotros nos lo pasamos muy bien. Andreu por ejemplo me consta que se lo pasa muy bien con mi sección, porque la verdad es que yo la preparo para que se ría él básicamente, bueno, para que se ría todo el mundo, claro, pero él en concreto no sabe nunca lo que voy a hacer y entonces me pongo como reto diario el hacer que se parta de risa ahí mismo

Myriam: ¿Ha cambiado mucho tu vida este último año?
Berto:
¡Uff! Mogollón, mucho, mucho, mucho.

Myriam: ¿Y todos los cambios han sido positivos?
Berto:
Si, en principio si. Luego obviamente ha habido cambios que simplemente han hecho mi vida diferente, ni para mejor, ni para peor, diferente.

Myriam: ¿Puedes salir a la calle, irte de copas… o la gente se pone a veces demasiado pesada?
Berto:
Puedo salir a la calle, puedo ir de copas, pero ya no estoy tan tranquilo como antes. Si es cierto que a veces alguien se ha puesto demasiado pesado, y lo único que puedo hacer es tratar de ser lo más diplomático posible y marcharme en cuanto pueda. No me apetece ponerme a malas con nadie, primero porque no sería plato de buen gusto para mi y segundo porque te buscas la ruina por un mal día.
Siempre se ha dicho que la fama cambia a las personas, pero también es cierto que no ha de ser obligatoriamente porque yo cambie mi forma de ser, sino por la gente cambia su comportamiento contigo radicalmente, por el hecho de que salgas por la tele, y eso hace que tu tengas que cambiar de costumbres, no te queda otra.

Myriam: Has tenido la suerte de trabajar en radio, televisión y teatro… ¿hay muchas diferencias?
Berto:
Mira, una de las cosas buenas que tiene el programa de Buenafuente, es que se hace en directo ante un público de 200 personas, entonces a veces la sensación es muy parecida a la del teatro. Pero claro, todo son medios diferentes.
La radio por ejemplo te enamora. A todos los que hemos trabajado en la radio nos ha ocurrido lo mismo, que nos ha costado mucho dejarla, pero tienes que hacerlo porque la televisión te engulle.
Tú estas en la radio y dices: “Aquí tengo una máquina del tiempo, que va a llevarnos a la Edad Media”. Y le das a un botón, se oye un sonido, y esa es la máquina del tiempo, luego pones algo de música medieval y un sonido de cascos de caballos y ya estas en la Edad Media. Ahí el trabajo está en la mente del oyente, y eso es muy bonito.

Myriam: ¿Podrías elegir uno de los tres medios?
Berto:
Esa pregunta estoy tratando de erradicarla de todas las conversaciones…

Myriam: Jajajaja, doy por hecho entonces que no soy la primera que te la hace…
Berto:
Es que no veo la necesidad de elegir. Es como si a ti te gusta Play, y te gusta jugar a tres juegos. Pues en mi caso la Play es la idea de expresarme, que me encanta, y la radio, el teatro y la televisión son cada uno de los juegos. Con la radio me lo pasé muy bien, llegué a unas fases muy altas, pero ahora juego tanto a la tele que no me da tiempo a seguir jugando.
Oye, ¡qué bien me ha quedado esto!, ¡qué guay!, jajaja.

Myriam: Si, bueno, yo no he cogido el mando de una Play en la vida, pero te acepto la metáfora.
Berto:
Si, es verdad es más para chicos…
Myriam: Bueno, bueno, tampoco te columpies…
Berto: ¡¡Jajajajaja!!



Myriam: ¿Algún otro hobby?, ¿cine, música…?
Berto:
No soy muy aficionado a escuchar música, aunque si es cierto que tengo mis debilidades, como por ejemplo Frank Sinatra, que me encanta. Además me consta que a otros cómicos también les gusta mucho, como a Santiago Seguro. Pero por lo demás no es que pueda decirte que esté al día en las tendencias musicales, voy descubriendo discos, los voy saboreando y ya está. Que, por cierto, el último que me encantó fue el de Carmen París, que es paisana tuya. Vino al programa, escuché el disco y me pareció bárbaro.
Pero en cine ya es otra cosa, soy súper cinéfilo. En mi sección del programa, siempre que puedo meto frases o guiños a películas. Me gusta mucho el buen cine.

Myriam: ¿Me recomendarías una peli?
Berto:
Mmmmm… Woody Allen dijo en una de sus pelis que, al menos una vez cada seris meses, ha de ver “Cantando bajo la lluvia” para poder mantenerse optimista, yo creo que eso resume muy bien la peli. Te recomendaría verla.

Myriam: ¿Y dónde vamos a poder verte a partir de ahora?
Berto:
Pues seguiré con Buenafuente en esta nueva etapa, seguiré interpretando la obra con mi compañía “El Cansancio” y ahora vamos a hacer una gira por teatros Buenafuente, Corbacho, el Follonero y yo mismo, que promete estar muy bien.

Myriam: Y al fin la pregunta que hace honor a la filosofía de nuestro blog… ¿con quién te tomarías una copa?
Berto:
Pues con alguien a quien quisiese, con mis amigos… No soy muy mitómano, supongo que con cualquiera que me resultase interesante.

Myriam: Pues como nosotros. Muchas gracias Berto… una curiosidad ¿cuántas de las cosas que te he preguntado te han sonado repetitivas?... ¡aparte de que te he querido hacer elegir entre cine, teatro y televisión! Jajaja.
Berto:
Jajaja, la verdad es que sólo esa y la de “¿qué proyectos tienes?”…
Myriam: ¡Encima de que pretendo hacerte promoción desde nuestra página te quejas!
Berto: ¡¡Jajaja!! Es broma, ha estado muy bien.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues sí, este chico es un crack. Este verano hizo olvidarnos de Buenafuente, sin menospreciar a éste. Espero que siga su buena racha. Saludos Jose Mª.

mariano dijo...

Fenomenal el humor de Berto, espero que sigamos disfrutando de él durante mucho tiempo.
Un abrazo a una copa con.

Anónimo dijo...

Hola muy buenas!!!

La entrevista a Berto Romero genial, es un grande de la comedia y me gustaria preguntarle un par de cosas, podrias ayudarme y decirme ¿¿¿ a que direccion de mail puedo escribirle?????
Os lo agradeceria, si alguien puede contestarme esta es mi dirección : carlaruizplaza@hotmail.com

Anónimo dijo...

Me encanta este hombre, de verdad que dice él , o lo que sea, que es muy normal y no cuenta chistes tooodo el rato, pero yo como mujer, lo que pido indispensablemente en un hombre, es eso, que sea capaz de reirse de todo, con eso me tiene ganá!. Me ha gustado la entrevista, suerte has tenido de tomarte una birra con él....Les vi en Madrid con Terrat Pack, muy bien!! (aplausos)