domingo, 3 de febrero de 2008

Una copa con... Lichis


Entrevista : Ana Beguería
Fotos: Raul García

En el ciclo "Cuéntame una canción" de Villanueva de Gállego, nos tomamos una copa con Lichis, vocalista de La Cabra Mecánica. No os perdáis un concierto si tenéis ocasión, aunque no queráis, os terminaréis levantando del asiento.


Ana : Lo primero ¿Para cuándo el disco? Porque yo había leído que para el 2007, pero no ha sido así.
Lichis: No, íbamos a hacer un recopilatorio, por los 10 años de La Cabra, y al final nada. Querían disco nuevo, así que nada. Habrá que esperar hasta el veranito, a ver si entonces sale el disco nuevo.

Ana: Hace poco has colaborado en el disco de Ariel Rot, cantando Dos de Corazones… Las colaboraciones ¿son siempre por amistad, o muchas veces son las compañías las que te obligan por promoción o por otras razones?
Lichis:
En mi caso no, sé que hay casos que sí, pero en mi caso no. Por ejemplo con María Jiménez, se me ocurrió, se lo planteé, y genial. Además, a mí siempre me ha gustado mucho hacer colaboraciones, me lo paso muy bien haciéndolas y la mayor parte de ellas, un 90% de ellas, son con grupos de primer disco, grupos desconocidos, o grupos que ni si quiera han tenido sello, incluso en maquetas, y es que la verdad es que me lo paso muy bien. Bueno, yo me quedé con las ganas de participar en el de Urrutia, me dio mucha rabia, pero al final no pudo ser.


Ana: He leído por ahí en alguna entrevista, que estabas muy agradecido a cadena 100 porque apostó por tu disco “Vestidos de Domingo”, sin embargo, siempre me ha llamado mucho la atención que cuando ponían la canción “La Fábula del Hombre Lobo y la Mujer Pantera”, la censuraban con pitidos. ¿No te cabreaba eso?
Lichis:
No, si eso se me ocurrió a mí, porque resulta que el disco había estado censurado, vetado en casi todas las emisoras de radio, pasó en mis primeros discos, y hoy en día vuelvo a estar así, aunque ya lo llevo mejor gracias a mi psicoanalista (risas), y entonces en cadena 100 apoyaron el disco y de repente nos veíamos con el problema, que decían, oye es que a nosotros nos apetece mucho poner el tema, lo que pasa es que no sabemos si nos la vamos a jugar un poco con los tacos…, y entonces se me ocurrió meter lo de los pitos para dar un poco más de morbo a la cosa, y era una manera de reírnos incluso de la censura.

Ana: Pero ahora sí que se permiten los tacos, o a determinadas personas se les permite todo...
Lichis: Sí, mientras vendas muchos discos y hagas mucho dinero, porque al fin y al cabo son empresas. En este mundo radicalmente liberal en el que vivimos, si yo estoy ganando contigo millones, di lo que te salga de la punta de la polla.

Ana: ¿Te arrepientes un poco de aquel “No me llames iluso”?
Lichis:
Sí, muchísimo, es un tema que detesto. Dejé de tocarlo a los 6 meses de ir de gira, aparte de porque la canción, era un estribillo que habían hecho uno publicistas, y a alguien se le ocurrió la feliz idea de que fuera el single y la única baza a jugar de aquel disco en directo. En esa canción yo participé haciendo la letra, el estribillo ya estaba hecho, y yo participe haciendo la letra y dándole forma de canción, y de repente eso se puso como plato fuerte del disco, y el resto se tiró, entonces no lo llevé muy bien, la verdad. Ahora lo llevo mucho mejor, pero la verdad es que creo que así no se hacen las cosas, y lo siento si alguien se siente ofendido pero lo digo con el corazón. Yo me dedico a hacer canciones, si mis canciones no te gustan no me saques disco, no lo sé.

Ana: ¿Y cómo haces las canciones. Esas letras tan quilométricas? Todo a la vez, primero la letra, la música…
Lichis: Yo lo hago todo a la vez, normalmente es el acorde o un cacho de la melodía, me sugiere un trozo de letra y voy construyendo un poco la idea de cómo quiero que vaya el estilo de la canción, para luego darles las indicaciones a los músicos, es todo un bloque. Ha habido ocasiones en las que de repente tienes que hacer una letra.

Ana: ¡Y tantísima letra! ¿Tanto tienes que decir?
Lichis: No, yo creo que básicamente es un poco de verborrea. A mí lo que me gusta del lenguaje de la calle, ya no es sólo el rollo de hacerte el gracioso o el guay, sino las repeticiones, la manera que tiene la gente de hablar inconexa, de no construir una frase demasiado compleja, y perderse en otro tipo de cosas que a mí me hacen mucha gracia. Me gustan. Como el que te viene – Colega, es que no sabes lo que me ha pasado, tío, porque…-, y no para, y lo adorna todo con detalles. Esos detalles para mí, están muy cerca de la poesía, y de la vida, de los rasgos de la gente con la que hablo. A veces me dicen mucho más esas cosas que otras con más fundamento.

Raul: ¿Y la mezcla cultural de la cabra, es casualidad, o no? Argentinos, españoles…
Lichis: Bueno, eso ha ido surgiendo así. También, La Cabra nunca ha sido un grupo en realidad. Cada disco ha tenido músicos diferentes. Me parece que esta es ya la sexta o séptima formación que tengo.

Ana: Pero lo mismo te marcas un tango que una rumba… No todo el mundo es capaz de hacer eso.
Lichis: Bueno, yo también cojo esos estilos y los trato de una manera muy tópica, en realidad los utilizo más para tratar de expresar con las letras que para meterme en el estilo, en ese sentido, hago un acercamiento superficial, pero ni siquiera es deliberado porque realmente tampoco sé hacer otra cosa, aunque supongo que si lo supiera hacer, lo haría también así.

Ana: ¿Y cómo decides el estilo que va con una letra?
Lichis: Muchas veces, antes de componer, me pongo en situación. A veces me pasa con el cine, me inspiro mucho. Veo una película y de repente, aparecen unas imágenes en la cabeza y eso se va transformando en palabras, en acordes…

Ana: Y en cuanto al cine ¿nos puedes hacer algún tipo de recomendación?
Lichis:
Tengo muchas ganas de ver la última de los hermanos Cohen, y estuve viendo “Once”, que es así muy romántica y muy tontona pero lloré como una madalena y estuvo de puta madre. Bueno, ahora estoy volviendo poquito a poco a ir al cine y hace poco vi en DVD “Pequeña miss sunshine”. No sé, hay mucho, lo que puedo recomendar a la gente es que vaya al cine.

Ana: Y ¿Cómo ves ahora el panorama musical? ¿Difícil para la gente que empieza? ¿Los myspace han abierto un camino que antes no había?
Lichis: Bueno, abren el camino, a aquellos que consiguen llamar la atención de un sello grande, y se convierten en un fenómeno. Al final, no es que hayan sustituido a las discográficas, han sustituido a los AR, a los que fichan los grupos, que no van ni a un concierto, están en su despacho y les llega una maqueta, y si la escuchan bien, y si no pues nada. En ese sentido sí ayudan a llamar la atención de los grandes sellos. Pero la cosa está muy complicada para vivir de esto. Le dedicas mucho tiempo de tu vida, y para tener una profesión o vivir de ello eso sí está difícil. Lo ha estado siempre, pero quizás ahora lo está más. Los grandes grupos o la gente que vende mucho, sigue vendiendo mucho, porque son gente reconocida ya, pero los que estamos en un nivel intermedio o más bajos, ya somos los que tenemos más dificultades para seguir adelante, o para acceder incluso a promociones. Entonces trabajar desde internet, pues está muy bien, para que la peña vaya haciendo colegas.

Ana: ¿Y el canon digital?
Lichis: Mira, no lo sé. Tanto con el tema del pirateo, como el del canon digital, la SGAE…, yo creo que detrás de todo esto hay gente que no está de acuerdo con el sistema actual, porque ya se hace evidente que no es justo. Pero no sólo autores, toda la industria necesita regularizarse y normalizarse y la profesión de músicos también, y eso descaradamente lo que tenemos es que vencer un problema cultural y es el de que todavía entendemos que un músico no es alguien que tenga derecho a ganarse la vida con la música, porque hacer de ellos una profesión, es como transgredir un poco el espíritu musical o el espíritu artístico, cosa que me parece absurda, cuando no lo hacemos con un director de cine o un guionista, o un periodista incluso. Creo que en el fondo, todo este tema de si se tiene que pagar o no se tiene que pagar, tiene un poco más que ver con esto ¿no? La gente no quiero comprar discos, pero tampoco quiere pagar para ir a un concierto. Se exige que un concierto sea gratuito.

Ana: Pero los conciertos gratuitos, los tendrá que pagar alguien, digo yo. Los ayuntamientos por ejemplo…
Lichis: Entonces, estamos yendo otra vez a la raíz del problema. Nos convertimos solamente en funcionarios, es la única que nos queda para vivir. Pero bueno, ya te digo que es un problema que a mí me supera un poco. No tengo una solución ni una opinión clara.

Ana: Oye, ¿es verdad que te inspirarte para escribir el estribillo de “La lista de la compra” en un poster de María Jiménez?
Lichis: Sí, un poco sí, ya tenía un poco la idea de la letra y del estribillo, y bajé en Vallecas, a tomar una caña, que había un poster de María Jiménez, y bueno pensé esta canción, que la cante una tía conmigo. La letra era también una reivindicación masculina de muchas de las sensibilidades y tópicos que normalmente siempre se atribuyen a la mujer y que no se ven en el hombre, por eso también las metáforas con las lavadoras, el jabón, la cocina, las cosas más caseras, las reivindico también para nosotros. Y claro, cantarlo con una tía…, y encima una tía tan racial, que ya no es sólo una mujer, es una súper mujer maravillosa, y además es que luego ella resultó ser tal y como yo imaginaba que iba a ser, una persona maravillosa y absolutamente punkie, destroier, y muy divertida y con mucho talento.

Ana: ¿Cómo enfocas los cambios en tu carrera? Porque yo creo que hay mucha variación, a veces más comercial, a veces vuelves a los inicios…, o será que tus canciones no son iguales ningunas las unas a las otras…, porque encasillar a La Cabra, en un estilo, es difícil
Lichis: Hombre, a mí, me gustaría hacer discos en un solo estilo, quizás para mí, sería la meta, hacer un disco en un estilo, ya no sólo de letra, sino sobre todo musical, un estilo reconocible. Porque el nexo, quizás son las letras, la forma de escribir. El nexo musical quizás es más diferente. Lo que a mí también me gustaba al principio, era crear agitación con cosas que al principio pudieran parecer convencionales, o más comerciales, pero que abordadas desde otro punto de vista se convertían en más underground de lo que parecían, y viceversa, coger cosas del underground y abrirlas al público. Eso también es un hándicap a la hora de que la gente también entienda a La Cabra. Hay gente que descubre a La Cabra, muchos años después, cuando un día le pongo un disco y descubre otras canciones.

Ana: Bueno, a mí, es precisamente eso lo que más me gusta, esa variedad, ese no encasillarse en un estilo.
Lichis:
Pero supongo que eso es también un poco de inseguridad por mi parte. Supongo que viene un poco también de la experiencia en el escenario. Yo como bajista me formé tocando en muchos grupos diferentes, con estilos completamente diferentes, y suplía mi falta de formación musical, con quedarme mucho con el espíritu de la música, escuchar los discos, leer las biografías, ver los dvd’s . Entonces, disfruto de muchos sentimientos, y en el escenario me gusta, llevarlo todo de un lado para otro y de repente ser un heavy y de repente ser un flamenco frustrado y después un popero, y disfruto de todo.

Ana: Lichis, la última pregunta obligada. ¿Con quién te tomarías una copa?
Lichis: Pues tengo ganas de tomar una copa con Pancho Varona, cuando se pueda, porque además, creo que los dos nos la merecemos.

Ana: Gracias Lichis, un placer.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Una entrevista buenisima, ademas de que El Lichis es una maquina, las preguntas son certeras y las respuestas autenticas......
Enhorabuena me mola mogollon.
Candel@.

Jorge M.Quintas dijo...

Felicidades, una gran entrevista al Lichis. Un personaje con el que compartir una copa además de una grata e interesante conversación.

Un saludo.

Jorge M.
www.musicforeverandever.com

Romano dijo...

Felicidades Ana,genial la nota...
Con tu permiso
http://eltemplodelasborracheras.blogspot.com/2008/02/lichis.html

abrazos transoceanicos !!!

VICTOR ALFARO dijo...

Me ha encantado la entrevista, Ana, de verdad! información, naturalidad y buenas preguntas/respuestas.
Un abrazo!

Agnóstico Apático dijo...

gracias por la entrevista, aunque me he quedado con ganas de saber algo más dle próximo disco. Es que apenas hay información sobre la Cabra en ningún sitio. Saludos.

Maribel dijo...

Gracias por esta pedazo d entrevista con el mejor letrista del momento, se hace caro de ver. Saludos