lunes, 2 de julio de 2007

Una copa con... Víctor Merlo

Víctor Merlo es un tío simpático que se emociona hablando de su hija. Es alguien cercano y divertido que enseguida se presta a ésta entrevista. Lleva en la música más de 25 años y ha colaborado con los mejores artistas nacionales, pero sus pies no se han levantado ni un dedo del suelo. Hablando con él estos días, captas detalles que te hacen sonreír, cómo por ejemplo que se fuese de compras la mañana previa al gran show, para estrenar ropa en ese primer concierto, ¿acaso no es eso similar a la ilusión de un chaval ante una fiesta? La ilusión se contagia, de ahí que viésemos el maravilloso concierto que vimos.
Entrevista: Myriam Apúntate
Foto: Marta Pérez

Myriam: ¿Qué escribirías en una carta de presentación propia?. Es decir, cómo te definirías tú, con tus propias palabras...
Víctor:
Como un intérprete, nada más. Soy bajista y contrabajista...

M: Colaboras con Serrat desde el...
V:
Desde el 94 si, pero vamos, siempre he sido, por decirlo de alguna manera, un poco independiente. Quitando la figura de Serrat, no he estado en situaciones de giras así con artistas específicos. Colaboraba con mucha gente, pero estaba más en el ámbito jazzístico, por decirlo de alguna manera, y luego, pues colaboraciones como músico de sesión.

M: Has grabado discos de mucho estilos...
V:
Si, con muchos artistas diferentes. Con Niña Pastori, con Estrella Morente, con Enrique también, con Ketama en su día, y con más gente del flamenco. Y luego pues con Antonio Vega, con Rosario, Lolita, participé también con Antonio, con Víctor, con Ana, con Joaquín...

M: Es que son ya unos años en la música...
V:
Pues unos cuántos si, jajaja. Desde el 79 o el 80, por ahí.

M: Después de trabajar con tanta gente, supongo que notarás diferencias, que te habrá sido más fácil trabajar con unos que con otros... ¿Recuerdas a alguien con más cariño, alguien que te haya puesto las cosas más fáciles, que te haya tratado mejor como músico...?
V:
En general todos. Por mi forma de ser o por lo que sea, la verdad es que todo el mundo con el que he participado, me ha tratado con mucho respeto y como más o menos sabían a quién contrataban sabían qué esperar. Con los que quizás más relevancia he tenido, también por la época que era, ha sido con Pedro Iturralde y Horacio Casto, que fueron los primeros con los que trabajé cuando llegué a Madrid, porque yo vivía en Mallorca. Y con muchos más, con Jorge Pardo, Chano Domínguez..., bueno la verdad es que llevo muchos años, con lo cual casi he participado con todos los músicos de este país.

M: ¿Y qué influencias tienes? No ya gente con la que hayas trabajado, sino preferencias personales
V:
Musicales?

M: Si, si, ¿a quién destacarías del panorama nacional y del panorama internacional?
V:
Bueno, del panorama nacional a Carlos Velamen y a Colina, a Javier Colina, y son muchos los que me dejaría sin nombrar, grandes músicos y grandes personas además. Y saliéndonos del estilo jazz, pues admiro mucho a los artistas con los que estoy ahora, admiro a Antonio Vega, que además de gustarme mucho, pues he podido participar con él, también fui descubriendo a gente como Los Secretos y grupos así, nacidos en los 80. Aunque yo les descubrí más tarde por que en esa época, yo me interesaba más en el jazz o en la fusión. Y luego pues hay muchos grupos que me gustan mucho como Toto...

M: Ah, mira, estuvieron en Zaragoza hace poco
V:
Si, yo les vi en Madrid también. Y en el panorama internacional..., pues a Herbie Hancock, gran músico de jazz, me gustan también Sting y Police...

M: Ahora mismo andas metido en esta gira, en “Dos pájaros de un tiro”, pero cuando no estas de gira, ¿qué haces en un día normal?
V:
Pues me levanto, visto a mi hija, me la llevo al cole y luego, pues cosas cotidianas. Bueno, los lunes y martes desde hace cinco años, estoy en el País Vasco, de profesor de especialización de bajo eléctrico en el departamento de Jazz, entonces lunes y martes estoy en San Sebastián, y el resto de la semana estoy en Madrid, o dónde tenga que estar en el caso de que tenga conciertos o cuestiones de este tipo. Normalmente, cuando no estoy de gira, como en la actualidad, me suelo dedicar más al mundo de conciertos y festivales relacionados con el Jazz

M: Queda claro que, aunque hayas participado en discos de flamenco, de rock o de pop, lo tuyo esencialmente es el Jazz
V:
Si, pero vamos, que voy un poco con quien me llame si estoy libre en ese momento y se me plantea un buen proyecto.

M: Y cuál es la perspectiva de un músico, que no es tal conocido entre el público como lo pueden ser Sabina o Serrat, de una gira que se supone será tan multitudinaria cómo esta, ¿lo vives de forma más relajada de lo que lo puedan hacer estos dos pájaros?
V:
Hombre, yo creo que ellos están más nerviosos. Después de todo ellos son los artistas, es su proyecto y tienen más responsabilidades a la hora de coordinar todo lo que implica un evento de este tipo. ¡Vamos, digo yo! Igual luego resulta que están muy relajados... pero no creo.

M: ¿Hay veces en las que sientes que tienes menos protagonismo del que debieras? Después de todo, los músicos hacen posible el triunfo de los grandes iconos de la música.
V:
No, yo creo que no, que cada uno tiene que saber el lugar que ocupa y lo que ese lugar le va a reportar. Luego ya, que personalmente valore si se siente a gusto o no y actúe en consecuencia.

M: Pancho Varona, nos decía que se conformaba con el público que tenía, porque se trata de la gente que sabe leer la letra pequeña de los CD’s, ¿sientes tú lo mismo?
V:
Si bueno, eso es una cuestión también cultural. Yo creo que en España, aunque ahora con todo esto de los foros y tal van siendo cada vez más, no hay mucha gente que se interese en saber quién hace posible ese CD además del artista principal; sin embargo si sales fuera de aquí, la verdad es que la gente suele atender bastante a los créditos, tanto de los discos como de las películas.

M: Y aquí nos quedamos simplemente con el que pone la voz, ¿no?
V:
Normalmente si, pero ya te digo que yo he vivido fuera y hay bastante cultura al respecto, pero aquí, no se porqué, pues no es tan así.

M: ¿Cómo describirías entonces al público español, comparándolo con el de otros países en los que hayas actuado?
V:
No, muy bien, fantástico. Luego es que depende también del artista, pero en lo que implica por ejemplo a personas como Sabina y Serrat, que son más que artistas o cantantes, que suponen muchas más cosas a quién les admira, por sus letras, por lo que transmiten, el público les adora y les trata siempre muy bien. El público en otros países puede ser diferente también por la situación social y cultural.

M: Me haces pensar, por ejemplo, en el público argentino, país dónde Sabina y Serrat son semi-dioses, situados quizás tan sólo por debajo de Maradona
V:
Claro, es que hemos de pensar en la situación, en la situación en la que ellos vivieron en sus inicios, con el régimen anterior y todo lo que eso les acarreó, y que en Argentina, por desgracia, siguen sufriendo problemas similares e incluso multiplicados por mucho. Debido entonces a esa situación en la que se vive en Argentina, Sabina y Serrat, con sus letras, y con lo que comunican, tocan más de cerca las preocupaciones del público, más de lo que, en este momento, nos pueda tocar aquí. Y no hablo sólo de Argentina, sino de América Latina en general, ya que aquí nos olvidamos de la situación por la que pasan muchos de los países que la conforman, y que, aunque puedan ir mejorando, lo hacen poquito a poco, por lo que las letras de estos dos artistas ayudan a regenerar el alma de toda esta gente y a evolucionar.

M: Por que, además, la conciencia social que tengan allí, puede que la hayamos ido perdiendo aquí, a pesar de que pasamos etapas similares. ¿Crees entonces que al tratarse de dos autores con letras comprometidas socialmente, son capaces de llegar a lo más hondo de las conciencias y almas del público latino?
V:
Si, allí su música hace feliz a la gente. Incluso muchos de los seguidores que tienen allí, les pone a sus hijos nombres de las canciones de Serrat o Sabina, como pudieran ser Lucía, Penelope o Soledad. Y claro, luego en los conciertos aparecen familias enteras ya que se transmiten los sentimientos o valores que sus canciones implican, de generación en generación. Además es que es gente con una gran actividad cultural, ya que aunque económicamente no estén en la mejor situación, ahorran todo el año para poder ir a uno de estos conciertos, lo cual tiene mucho mérito y dice mucho de ellos.

M: Volvamos un poco a ti...
V:
Vale

M: ¿Podrías nombrarme alguna canción, alguna colaboración, composición, etc... de la que te sientas especialmente orgulloso?
V:
Bueno, pues hay unas cuantas. Piensa que también colaboro en músicas para cine y tal, con Alberto Iglesias y con algunos otros, he hecho bastantes colaboraciones en muchas películas... Aunque un último disco con el que esté muy contento, puede ser el de un compositor y pianista que se llama Paul Ortíz, disco que grabamos el pasado verano, en el Auditorio de Tenerife, con el grupo en el que participo, más la banda sinfónica de Tenerife, Jorge Pardo y Gary Barton, que viene de EE.UU. Es un proyecto muy bonito y muy ambicioso, y ahora estamos pendientes de futuras giras y demás.

M: ¿Para cuándo?
V:
Pues ya para el año que viene, para 2008, en Madrid, en el Auditorio de Madrid, y hay también otras citas pendientes de confirmar, fuera de aquí, ya para el 2009.

M: ¿Qué obra te hubiese gustado componer? una canción o una melodía que te ponga los pelos de punta...
V:
Hombre, me hubiera gustado cantar bien (risas). Pero si he de elegir una canción, me gusta muchísimo “A la sombra de un León”.

M: ¡Vaya! Creía que te irías por un tema de Jazz. ¿Te gusta entonces esa canción de Sabina y Bardagí?
V:
Si, la compuso con Bardagí y la ha interpretado muchas veces con Ana Belén. Me parece una canción preciosa. Aunque también hay algunas de Antonio Vega que me encantan. La verdad es que supongo que es todo un desarrollo personal, porque pese a gustarme el Jazz, un mundo más complejo por sus melodías, sus arreglos, etc., ahora mismo prefiero escuchar canciones que, además de una buena melodía, tengan una buena letra. Últimamente me gustan las canciones con una buena letra.

M: Pues entonces has ido a parar al sitio adecuado, nadie como Sabina y Serrat si hablamos de letras impresionantes por su belleza.
V:
Si, así es.

M: Si no te hubieses dedicado a la música, ¿qué crees que hubieses sido?. ¿Hay algún hobby o afición que crees que habrías convertido en tu profesión?
V:
No, la verdad es que empecé en esto muy joven y surgió todo de forma muy natural. Nunca me planteé si quería ser profesional o no, simplemente todo fue llegando. Tuve la oportunidad de mudarme a Madrid, por que yo vivía en Mallorca, cuando acabé mis estudios, luego me marché también a EE. UU. a seguir formándome...

M: ¿Y qué te pareció la sociedad norteamericana?
V:
Estuvo bien. La verdad es que yo nunca tuve ningún problema.

M: Veo pues que te has formado mucho... ¿tú crees que un artista nace o se hace?
V:
Mmmmm, creo que se encuentra! (risas). Hay gente que tiene arte por naturaleza, hay quién habla de tener duende, ángel, swing... pero quizás no llegue a ser artista, como tampoco tiene por qué serlo alguien que se mata a estudiar y a ensayar si no hay nada más. Creo pues que la mejor forma es combinando ambas cosas, siguiendo ambos caminos.

M: ¿Hay algo todavía tengas pendiente en tu carrera?
V:
Si, llevo ya no se cuántos años diciendo “este año saco yo mi propio disco”, y luego hago el de todos los demás, pero el mío no.

M: Eso es lo que más me llama la atención. Ver a gente que lleva tantísimo tiempo en la música, dedicarse tanto a los demás y tan poco a si mismos, a sus proyectos personales...
V:
Si bueno, te vas dedicando a trabajar o a colaborar para los demás y te olvidas un poco de ti mismo. Entras en la dinámica de ir trabajando, de ir enlazando cosas, y luego ya un día por otro, un mes que tienes que pagar esto o aquello y no te permites parar un tiempo para trabajar en algo tuyo.

M: Qué no harías ni por todo el oro del mundo?
V:
Mmmmmm, pues no se...

M: Dependiendo del oro del que hablemos, ¿no?
V:
Jajajaja, ¡pues quizás! Hombre, nunca me lo he planteado, supongo que algo mediocre no, pero todo es ver en qué situación estás, nunca se puede decir de este agua no beberé.

M: Y ya para ir terminando, ¿qué ciudad elegirías por encima de las demás?
V:
Pues no lo se, al fin y al cabo las ciudades las hacen las personas y todas tienen algo. Hombre, a mi me encanta San Sebastián, supongo que por su situación personal, porque, aunque también trabajo allí, tengo parte de mi familia ahí, mi hija es medio vasca, bueno, o vasca entera quizás. Pero por mi situación laboral supongo que me quedaría en Madrid, que es una ciudad de amores y odios, ya que la odias, pero cuando pasas algo de tiempo fuera, enseguida deseas volver. ¡Hay muchas la verdad! En España, pese a lo pequeñita que es, a veces no somos conscientes de todo lo que tenemos y de cómo vivimos, porque pese a que haya situaciones para todos los gustos, en cuanto sales un poco fuera, valoras mucho más como se vive aquí.

M: ¿Me recomendarías alguna película y algún buen libro?
V:
¿Películas? Pues me gustó mucho 21 gramos, y Arsénico por compasión. Y libros... estoy tratando de recordar uno de una escritora neoyorquina, basado en los ancestros de las mujeres chinas, pero no logro recordar el título, era sobre el lenguaje de los abanicos, el cómo utilizaban los abanicos las mujeres chinas.

M: Y... una maldad que haría Víctor Merlo si nadie le viera...
V:
Jajaja, jamás te lo diría!!



Myriam Apúntate

7 comentarios:

Marina dijo...

¿Me equivoco o también a tocado con Javier Ruibal?

Muchisimas felicidades por el bolg os lo montais genial!!

Enganchada a este blog ya me hago.

Una copa con... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Una copa con... dijo...

Efectivamente, ha tocado mucho con el del Puerto de Santa María, una de mis debilidades.. y objetivo para entrevistar!

Gracias y saludos!

Justo

Anónimo dijo...

Viva la gente emprendedora y con inquietudes, enhorabuena y gracias por dar a conocer a la gente que hacen posibles la magia de los conciertos y de las cuales se sabe poco.

Romano dijo...

Pero bueno que sorpresa,,,siguen las notas,,,muchisimas felicidades,,,que bien !!!

Abrazos transoceanicos,,,

madrileño dijo...

Muy bien por este estilo directo y personal de hacer una entrevista,hace que uno se sienta cercano al personaje. Un besazo

MADRILEÑO dijo...

MYRIAM,PARA CUANDO LA PROXIMA ESTOY IMPACIENTE POR LEERLA.FELICIDADES