miércoles, 4 de julio de 2007

Una copa con... Antonio García de Diego













Entrevista: David Grau/Marta Pérez


Fotos: Lucía/Marta Pérez



Intro: Sonia San Román



Puedo ponerme cursi y decir
que decir Antonio García de Diego
es decir música.
Que verle tras su piano es un lujo.
Que escuchar su voz congela la sangre.
Y que tomar una copa con él...No tiene precio.


David Grau: ¿Cómo ha ido el inicio de la gira?
Antonio García de Diego:
El inicio de gira, en principio, ha ido entre el pánico y el terror, por enfrentarnos a unas formas musicales nuevas para nosotros y distintas en la mecánica de interpretación. Te estoy hablando de la base de los músicos de Joaquín Sabina, que venimos de otro lenguaje musical diferente y mucho más espontáneo, quizás más caótico y después con los temas de Juan Manuel que nos merece muchísimo respeto, pero las estructuras musicales son muy construidas, muy estructuradas, con armonías que muchísimas veces no sabemos que es lo que estamos tocando, porque tienen una nomenclatura muy rara. Había una cosa muy graciosa que decíamos que en vez de un acorde, parecía un número de teléfono, ponía “A”, que es un acorde, +7ª-5ª+9ª+13ª y claro, ves eso y parece un número de teléfono. Total que ha sido complicado el inicio, con mucho respeto, mucho miedo, pero bueno, a base de ensayos nos vamos integrando, en la medida que podemos lo hemos atacado y ahí estamos.

D.G: Un músico tan completo como tú, de tus características, ¿qué opina de trabajar con un músico como Ricard Miralles?

A.G.D.D: Ya lo conocía, pero Miralles tiene una capacidad instrumental y creativa enorme. Yo me he quedado admiradísimo, sobre todo con su actitud también humana, porque Miralles, en algunas cosas, parecía que tenía un halo como mucho más desarrollado, no sé, más “cerebro”, y nos hemos encontrado con una dulzura de personaje, o sea, en el trato y en las maneras y musicalmente, también sabiendo de la disposición, él se tenía que integrar también con nuestro lenguaje, a veces creo que anda algo perdido también en algunas cosas de Joaquín y creo que él se lo pasa muy bien, pero lo mismo que nosotros nos pasa, con toda su suficiencia y todo, pero a veces creo que anda también a la búsqueda y captura de estar cómodo, es decir, no es que lo haga ni bien ni mal, pero él también necesita encontrar ese lenguaje para apoyar la canción, pero vamos, como maestro, Miralles es un Dios.

D.G: ¿Habías tocado alguna vez con Serrat?
A.G.D.D: Sí, había tocado en una gira que se llamaba “El gusto es nuestro”, pero éramos más músicos que en esta gira, yo había tocado también con Miguel Ríos, con Víctor y Ana, pero allí me di cuenta de lo que significaba Serrat. Quiero decir que era una cosa absolutamente distinta. De alguna manera Miguel Ríos se parece más a Joaquín, más desparpajo, el Rock & Roll, etc..
Una cosa muy graciosa que comentaba con Pancho, -porque Serrat ha sido impoluto incluso con su presencia física-, quiero decir con su polo negro… Y ahora lo veo, ¿cómo te diría? ¿Disfrazado? Pero me sorprende mucho ver a Serrat con este cambio. Es “curioso”, No se si por acercarse más a Joaquín ha dado este paso de cambiar de apariencia. Eso me parece que está muy bien.

D.G: ¿Qué te pareció la gira de Karaoke y Top Colcha,el último trabajo que hicisteis con Rubén Martínez, de Les Nits del Art?
A.G.D.D:
A mi me encanta. Yo ahora mismo reivindico los karaokes, porque me siento más en casa. En todo esto hay una parte, que no sé si te lo habrá contado Pancho, es un poco mas funcionarial, yo me siento más funcionario tocando aquí que con Joaquín, con Joaquín, parece que nos da mas chance a todos, a los músicos, aquí es más la actitud de la partitura, de rectitud, que no te puedes mover, ¿sabes? Todo está mucho más marcado, es un poco espectáculo en el sentido más de marketing, no se cómo decirlo, está muy estructurado, muy medido, no puedes casi mover una pierna, pero lo de Rubén es como sentirse en casa, a parte de hacer nuestras canciones, a parte de que cante la gente, es como recuperar una manera de tocar, como cuando tocábamos en los club’s pequeños, recuperando una cierta juventud.

D.G: Hablando con José Antonio Romero, comentaba que hoy en día el panorama musical, para grabar discos y vender está bastante complicado.
AGDD:
Está muy complicado, sí.

D.G: Él comentaba también que es muy bueno para vosotros hacer espectáculos del estilo de los karaokes para que la gente se os acerque más.
AGDD:
Sí, te cuento, Joaquín y Serrat son un mito en todos los sentidos. Sobre todo de la emoción, porque creo que nos han tocado tantas veces las canciones de ellos dos, y significan tanto... Es una alfombra donde nos hemos apoyado todos musicalmente, y claro que es bueno, que la gente se de cuenta de pronto, es que hice esto, ¿no?, Bueno, que no solo son las cositas puntuales que salen en movidas de marketing televisivo, que parece que es lo que funciona y lo más inmediato, y después sin ningún tipo de campaña, la verdad es que funciona sólo, encima es totalmente generacional, aquí hay una cuna de chavales de 20 años, y yo tengo casi 50 años, con lo cual bueno, está pasando algo que transciende, que va mucho más allá de las cosas puntuales. Lo que tiene poso, tiene poso para toda la vida.

D.G.: Pasando al tema personal, ¿qué haces en tu tiempo libre? ¿Qué te gusta hacer a ti cuando no estás tocando?
AGDD:
A mí el sofá, jaja. Yo soy muy de ocio y en todo caso viajar es lo que me apetece.

D.G.: ¿Te queda alguien con quién te gustaría tocar?
AGDD:
Yo creo que tengo cubierta esa parte. Siempre he dicho que he tenido la suerte de tocar con la gente, no por más importante, pero si por más emocionante, he tenido la suerte de tocar con Joaquín, con Miguel, con Víctor, con Serrat, vamos lo tengo cubierto. Hay otra cosa, también eliges donde quieres estar, hay veces que te dicen: oye, ¿quieres grabar un disco? No, mira, me lo tengo que creer y no me lo creo. Yo estoy muy a gusto. A mí me gusta hacer arreglos, me gusta componer, no me gusta ser figura, nunca me ha gustado.

D.G.: Una última cosa, ¿con quién te tomarías una copa? ¿ Una copa con...?
AGDD: Con vosotros, gilipollas, jajaja.

Marta Pérez: Una pregunta más. ¿Algún ídolo?
Muchos, me gustan miles, Jimi Hendrix, por ejemplo. La gente de ahora me interesa poco, me he perdido, antes devoraba revistas, devoraba información. Llega un momento en que te vas haciendo mayor, vas eligiendo, quieres más tranquilidad. ¿Otro ídolo? Stravinski, o Paco de Lucía.

M.P. ¿Nos tomamos una copa?
AGDD:
Claro! Nos tomamos una copa....

5 comentarios:

Romano dijo...

Pero bueno ,,las sorpresas no paran por lo visto,,,,
Felicidades David & Cia,,,,

guevofrito dijo...

seguis manteniendo el nivelazo. habeis empezado muy fuerte pero no acabo de pillar el punto a la intencion con la que nacisteis. no veo "estrellas no cegadoras" por aqui. para mi antuan es un "icono majestuoso" y la de pancho es "la voz que mas suena"(aunque sea soterrada bajo la cazalla).
para la proxima ya me veo que hareis la ouija para invocar el espiritu de mozart y sacarle unas respuestas.

Javier dijo...

Siempre he pensado que el 'alma mater' de las canciones del 'genio Sabina', es Antonio García de Diego... o mejor dicho... sus 'arreglos'... mágicos.

Yo, escribo anciones. En julio del año pasado escribí una que titulé 'La inspiración'. Aquí os dejo una estrofa:

...

Claro que no soy Sabina,
no tengo ningún Varona
ni Antonios García de Diego
que controlen mis hormonas,
y no dar palos de ciego.

...


Lo dicho... el 'alma mater amatísima' del éxito de Sabina.

Y vuestro blog... un acierto.

Suerte.

VICTOR ALFARO dijo...

Marta, David... sois unos cracks! yo creía que uno era fotógrafo y resulta que vende agua mineral y es entrevistador. Y creía que Marta era cajera (De donde me lo ´habré sacado yo???!) y resulta que es la nueva Julia Otero!
Enhorabuena chic@s!! seguid así!

Marina dijo...

Q grande es el Antoñito!! Yo lo escuché tocar 2 acordes de las habaneras d Cádiz y s eme cayeron 2 lágrimones como 2 cocodrilos.
Felicidades pekeños Muacks